Plan de Igualdad

Plan de Igualdad: cómo elaborarlos.

¿Qué es un Plan de Igualdad? Introducción.

Partamos de una evidencia que a veces no lo parece tanto por lo que nuestros comportamientos muestran. La necesidad de que las organizaciones tengan un plan de igualdad surge una situación histórica que nos resistimos a asumir: la desigualdad entre hombres y mujeres.

Cualquiera que no asuma esta realidad verá en los planes de igualdad un simple documento que hay que elaborar por exigencias externas. En este caso, servirá de poco. La finalidad del plan de igualdad es plasmar cómo lograremos, entre todos y todas, desterrar de una vez por todas la desigualdad presente en nuestra sociedad y también, por supuesto, en nuestras organizaciones. Y cuando digo desigualdad me refiero a la posición de inferioridad en la que han estado – y están – las mujeres.

Por tanto y en primer lugar, antes de formalismos, comités y diseños de planes sería conveniente que nos cuestionásemos en qué lugar estamos ante esta evidente realidad. ¿Compartimos el diagnóstico con respecto a la situación de inferioridad en la que los hombres hemos colocado a las mujeres?

Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

Esta ley añadió nuevos requisitos para las empresas en esta materia, uno de ellos, elaborar un Plan de Igualdad. Vaya por delante que el nombre me genera dudas, “Plan de Igualdad”, no sé, la necesidad es cristalina pero tengo dudas de si el término “plan” difumina la necesidad del trabajo en este sentido, si al final tendremos planes preciosos bien maquetados y difundidos en redes sociales, con programas bien diseñados pagados con lo que nos hemos ahorrado gracias a la brecha salarial, espero que no.

Podemos definir un Plan de Igualdad como el conjunto de medidas cuya finalidad es garantizar la igualdad entre hombres y mujeres en el contexto laboral. Pretende, mediante la aplicación de dichas medidas, eliminar la desigualdad de trato entre hombres y mujeres en la empresa. Dichas medidas deberán ser negociadas y acordadas con los representantes legales de los trabajadores.

Características del Plan de Igualdad.

A la hora de elaborar un Plan de Igualdad hay que tener en cuenta que debe tener unas características definidas, que podemos describirlas de la siguiente manera:

  • Colectivo-Integral: dichas medidas son de carácter grupal, puede incidir positivamente no solo en las mujeres.
  • Flexibles: se adapta y se crea en función de las características de cada organización.
  • Sistemático-coherente: buscan un objetivo final que se logra mediante el cumplimiento de objetivos sistemáticos.
  • Dinámicos: tiene carácter progresivo y sujeto a cambios constantes.
  • Temporal: finaliza cuando se haya logrado el objetivo último de igualdad entre hombres y mujeres.
  • Transversal: implica a todas las áreas de gestión de la organización.

¿Qué empresas tienen que elaborar un Plan de Igualdad?

La ley establece quiénes están obligados a tener un plan de igualdad. Te cuento. Las empresas con de 50 trabajadores deberán tener dicho plan, aunque la implantación tiene sus tiempos. El Decreto 6/2019 sobre igualdad de género en el ámbito laboral fija unos plazos máximos:

  • Un año para las empresas entre 150 y 250 trabajadores (hasta el 7 de marzo de 2020).
  • Dos años para las empresas entre 100 y 150 trabajadores (hasta el 7 de marzo de 2021).
  • Tres años para las empresas entre 50 y 100 trabajadores (hasta el 7 de marzo de 2022).

Además de lo anterior hay otras circunstancias que indican si una organización tiene que tener elaborado el plan de igualdad:

  • Cuando lo establezca el convenio colectivo, independientemente del número de trabajadores y trabajadoras.
  • Cuando la autoridad laboral lo estipule como sustitución al resultado de algún procedimiento sancionador.
  • De manera voluntaria en las empresas de menos de 50 trabajadores y trabajadoras, previa consulta con la representación legal de este colectivo.

¿Ya sabes si tu empresa tiene que tener el plan elaborado? Espero que sí.

Elaboración del Plan de Igualdad.

La elaboración del Plan de Igualdad es un proceso que podemos dividir en varias fases:

Fase 1: Compromiso de la organización.

Es necesario que la Alta Dirección adopte un compromiso por escrito, para:

  • integrar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la
    organización como principio básico y transversal.
  • incluir este principio en los objetivos de la política de la empresa y,
    particularmente, en la política de gestión de recursos humanos.
  • facilitar los recursos necesarios, tanto materiales como humanos, para la
    elaboración del diagnóstico, definición e implementación.

Fase 2: Comité permanente de igualdad.

Paralelamente al compromiso de la organización es importante constituir Comité Permanente de Igualdad, conformado de forma paritaria entre empresa y representación de trabajadoras y trabajadores.
Impulsará acciones de:

  • Información y sensibilización de la plantilla
  • Apoyo y/o realización del diagnóstico y Plan de Igualdad
  • Apoyo y/o realización de su seguimiento y evaluación

Fase 3: Diagnóstico.

Implica la realización de un análisis pormenorizado de la situación de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en la empresa. Dicho diagnostico es:

  • Instrumental.
  • Aplicado.
  • Flexible.
  • Dinámico.

Se trata de analizar desde una perspectiva de género:


* Particularidades de la empresa y estructura organizativa
* Características del personal
* Acceso a la empresa
* Desarrollo de la carrera profesional
* Formación y reciclaje
* Condiciones de trabajo en la empresa
* Remuneraciones (fijas y variables)
* Abandono de la empresa

Fase 4: Programación.

Tras el diagnóstico, entramos en la fase de elaboración propiamente dicha, que tal como indica la ley, puede abarcar el acceso al empleo, la cualificación profesional, la promoción y la formación, retribuciones, tiempo de trabajo para favorecer la conciliación de la vida laboral, familiar y personal, la prevención del acoso sexual y del acoso por razón de sexo.

Fase 5: Implantación.

Supone la ejecución de lo previsto anteriormente y en los tiempos establecidos en la programación.

Fase 6: Evaluación.

La evaluación tiene los siguientes objetivos:

  • Conocer el grado de cumplimiento de los objetivos del plan
  • Analizar el desarrollo del proceso del Plan
  • Reflexionar sobre la continuidad de las acciones (si se constata que se requiere más tiempo para corregir las desigualdades)
  • Identificar nuevas necesidades que requieran acciones para fomentar y garantizar la igualdad de oportunidades en la empresa de acuerdo con el compromiso adquirido.

Para ello, la evaluación se estructura en tres ejes:

  1. Del proceso.
  2. Del resultado.
  3. De impacto.

Es muy importante establecer unos indicadores que nos ayuden en el proceso de evaluación de una manera fiable.

Agentes Participantes.

El Plan de Igualdad es una iniciativa en la que deben participar de forma activa numerosos agentes. Todos ellos se deben involucrar en las diferentes fases con el fin de lograr el objetivo de la igualdad entre hombres y mujeres:

Alta DirecciónVoluntad e impulso
Equipos técnicos de RRHHEjecución
Representación legal de trabajadores y trabajadorasPropuestas, asesoramiento, formación, sensibilización, participación, identificación de necesidades
Trabajo en red, animación a la formación y al fomento de buenas prácticas
Comité permanente de igualdadEspacio de diálogo, comunicación y consenso
PlantillaPropuestas, participación…
Personas expertasAsistencia técnicas
ComunicaciónInformar y comunicar las acciones y los cambios a favor de la igualdad
Organismos de igualdadPropuestas, impulso, asesoramiento, apoyo, acompañamiento, formación, difusión, sensibilización, seguimiento
Fuente: Manuel para elaborar un Plan de Igualdad en la empresa (Ministerio de Trabajo y Asuntos sociales del Gobierno de España)
  • Alta Dirección: los directivos de la empresa deben ser los principales impulsores de los cambios y principales responsables de cumplir con la normativa.
  • Representantes de los trabajadores y trabajadoras: Son el nexo entre la dirección y los empleados, y tienen que estar informados de cada paso. Son protagonistas activos en todo el proceso.
  • Comité Permanente de Igualdad: comisión creada por varias figuras dentro de la empresa y se encargará de debatir y negociar con la dirección los cambios a implementar. Frecuentemente están formados por 4 ó 5 personas, hombres y mujeres, con capacidad en la toma de decisiones en la empresa,
  • Equipos Técnicos de RRHH: necesitan integrar el programa en los procesos habituales de la empresa y que las acciones sean lo más concretas posibles para favorecer su viabilidad y la de los resultados.
  • Personas Expertas: desarrollan un papel asesor y de apoyo en las diferentes fases del proceso.
  • Plantilla: principal agente implicado en el proceso. Han de estar informados de los cambios. Es importante conocer la cultura de la organización, y pueden participar activamente en el análisis y elaboración del Plan a través de la Comisión de Igualdad.
  • Comunicación: el tratamiento que se haga, tanto a nivel interno como externo, de la comunicación contribuirá al avance del proceso.
  • Organismos de Igualdad: desarrollan un asesoramiento y un impulso permanente.

Registro del Plan de Igualdad.

El plan debe registrarse y para tal fin el REGCOM (Registros de convenios y acuerdos colectivos) ha creado un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas. Dar de alta el plan en este registro es obligatorio.

Sanciones por incumplimiento.

El incumplimiento puede conllevar sanciones según su gravedad, de manera que la cuantía sería la siguiente:

  • Infracciones leves y graves: sanciones entre 626 y 6.250 euros.
  • Infracciones muy graves: desde 6.251 hasta 187.515 euros.

El incumplimiento del Plan también puede tener otras consecuencias negativas para la empresa:

  • Pérdida de cualquier ayuda, subvención o bonificación relacionada con programas de creación de empleo.
  • Prohibición de acceder a cualquiera de estas ayudas en un plazo mínimo de 6 meses.

Espero haber mostrado con un poco de claridad en qué consiste un Plan de Igualdad.

Saludos.

Apasionado de los procesos de cambio, de la gestión ética y sostenible, de la escucha y de los retos.